#Niunamenos



Vivas, libres y desendeudadas nos queremos

Por Camila Parodi por Marcha Noticias

-¿Que implicancias tendrá  el acuerdo, que en pocos días, se firmará con el FMI en términos políticos y económicos?

Para responder a este interrogante, conviene que hagamos un poco de historia. El Fondo Monetario Internacional (FMI)  fue creado, el mismo día que el Banco Mundial (BM), en 1944, en el marco de los Acuerdos de Bretton Woods (interviniendo, sólo 29 países en su fundación). En la actualidad cuenta con 189 miembros.

Surge como un instrumento de organización del sistema mundial bajo la hegemonía estadounidense, por lo tanto, no es neutral. Es, profundamente, antidemocrático, ya que los países más ricos disponen de más de la mitad de los votos en el seno del Consejo de Administración. De hecho, podemos señalar, también, que es un instrumento de las grandes potencias utilizado para vigilar el mantenimiento del sistema capitalista y de los intereses de las grandes empresas transnacionales. Desde el inicio tuvo una lógica injerencista, prueba de ello es la imposición de programas de “ajuste estructural”, la definición de la especialización productiva y las visitas técnicas de revisión (de acuerdo al art. IV) en todos los países en crisis que han recurrido a su “ayuda”.

El acuerdo que el Gobierno macrista negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) permanece en total hermetismo, poco se sabe de la letra chica pero, si se conoce que será un acuerdo stand-by de “acceso excepcional” que le permitirá acceder a un financiamiento entre 20 mil o 30 mil millones de dólares (en algunos medios se habla hasta de 50 mil millones de dólares)

Uno de los requerimientos que presentará la formalización del acuerdo con el FMI contempla un ajuste fiscal mucha más severo que el actual.

Las implicancias económicas vinculadas a las medidas que pueda exigir el FMI están en sintonía con el plan económico del actual gobierno, en parte ya lo estamos sufriendo, aunque,  es probable que haya una revisión aún más profunda y con un escenario que empeorará para los/as trabajadores/as.

En relación a las implicancias políticas no hay duda que profundizará las políticas neoliberales en Argentina, sometiéndonos como sociedad a una, aún, mayor pérdida de soberanía.

La mayoría del pueblo repudia este acuerdo, está en la memoria colectiva la nefasta relación que hemos tenido con el FMI que ha sido el desencadenante de agudas crisis económicas, sociales y políticas.

deuda-600x300

-¿Cómo atraviesa esta medida en el cotidiano de la sociedad civil? ¿Y en lo concreto en la vida de las mujeres?

Las medidas que el Gobierno de Macri está tomando están afectando, profundamente, a la mayoría de la población (salvo a los ricos). Como mencionamos, las mismas se profundizarán ante la firma del Acuerdo con el FMI. Es probable, que se revea, por lo tanto, la reforma laboral: mayor flexibilización, precarización de los derechos laborales…, modificaciones a la Ley previsional o jubilatoria, ajuste fiscal más profundo y recortes en áreas sociales: educación, salud, vivienda. Un ejemplo a mencionar vinculado a los posibles recortes en el área educativa son las Declaraciones de la Gob. María Eugenia Vidal (en un almuerzo en el Sheraton) expresó: “¿es justo llenar la provincia de Universidades Públicas cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la Universidad?” (30/05/2018). Es decir, ya está acordado de antemano un ajuste en educación.

Continuando con el listado de medidas que se adelantan al “ajuste” del FMI: el reciente veto a la Ley que limitaba las subas (desmesuradas) en los servicios de luz, gas y agua, que en nuestro país son considerados mercancías, decisión que está a años luz de las medidas tomadas en el Estado Plurinacional de Bolivia en donde estos servicios fueron declarados Derechos Humanos, por lo tanto sus precios fueron bajados para que todxs puedan acceder a ellos.

Por otro lado, ya está propuesto el ajuste fiscal centrado en recortar 30 mil millones de pesos de obras públicas y el ajuste en el sector público que permitirá “ahorrar” 20 mil millones de pesos al año, según lo anunciado por el Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne. No olvidemos  la propuesta para nuevos campos de negocios del gran capital, a partir de los acuerdo de Participación Pública-Privada (PPP). Sólo falta confirmar que el Fondo monitoree el “ajuste y reformas estructurales”

Los efectos perversos de estas medidas se sienten con mayor intensidad sobre la vida de las mujeres. Vemos que de manera acelerada están siendo afectados los recursos financieros que un Estado debe destinar a salud, educación, alimentación, acceso a vivienda, al crédito, a la formación, profundizando de esta forma,  las desigualdades y las violencias sobre el cotidiano de las mujeres.

Desde los primeros meses del Gobierno de Mauricio Macri se dieron muchos cambios en términos de política exterior como la incorporación y firma de TLC ¿Qué lectura haces al respecto?

Mauricio Macri, desde los primeros meses de su Gobierno, adhirió, en cuanto a política exterior,  a la ideología del Libre Comercio o Libre Cambio como una alternativa provechosa para el país y sus habitantes. Como una forma de no quedar “aislado del mundo”. Por ese motivo, se propuso re-lanzar el detenido Tratado de Libre Comercio (TLC) entre el Mercosur y la Unión Europea. Se acercó a la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, Perú y México), promovió la suspensión de Venezuela del bloque regional. Por ese motivo, también, invitó a que se realizase la Cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC), a fines del año pasado e, invitó al Grupo de los 20 (G20) a reunirse este año en nuestro país. Los lineamientos económicos seguidos desde su inicio tuvieron por objetivo la apertura de la economía, atraer inversiones (IED) dándole absoluta Seguridad Jurídica a partir de la firma de los mencionados tratados (en sus diferentes formatos). ¿Quiénes son las beneficiarias?: las empresas transnacionales (ETN) que necesitan e impulsan esta liberalización. Y, ¿cómo nos afecta el LC? En primer lugar orienta el Modelo Productivo y de desarrollo de nuestro país. Afecta cuestiones próximas a nuestras vidas: oportunidades de trabajo, el tipo de bienes que consumimos, el sistema educativo, el sistema de salud, el acceso a medicamentos, al agua, la matriz energética, a los alimentos, a los servicios públicos esenciales, a los bienes culturales y al conocimiento. Es necesario tener en cuenta que la mayoría de los TLCs buscan erosionar las soberanías nacionales a favor del derecho corporativo internacional: esto es, darle a las empresas trasnacionales más capacidad de bloquear cualquier decisión de política nacional, llevándolas muchas veces a juicio en tribunales extranjeros. Hoy, Estados Unidos, la Unión Europea y Japón quieren que los demás sean librecambistas mientras ellos se protegen al máximo. La Argentina y Nuestramérica no necesitan de la ideología librecambista, que los países ricos no están dispuestos a practicar.
Lo que hace falta es impulsar procesos de integración regional, con cooperación, solidaridad y complementación. Integración de y para los Pueblos.

Sobre la toma de Deuda y la Fuga de Capitales de los últimos dos años ¿Qué costo cobrará a la soberanía de nuestro pueblo?

Es interesante analizar, porque se recurre al FMI.  La directora gerente, Christine Lagarde, manifiesta “que es para que la Argentina pueda acceder a un préstamo que le permita al Gobierno blindar a la economía de la escasez de dólares y recuperar la alicaída confianza de los mercados”

El interrogante es ¿por qué hay escasez de dólares y qué pasó con la confianza de los mercados?

Vale la pena recordar que el Gobierno Macri, como lo expresó en su discurso: “depende del financiamiento externo”.  Es el país que alcanzó el mayor ritmo de endeudamiento.

En los tres años de gestión, la Deuda Pública del Gobierno Nacional creció por encima de los 120 mil millones de dólares o aún más (incluido el bono de deuda a 100 años). Es decir, a un promedio de 40 mil millones de dólares por año. A esto hay que sumar la deuda del Banco Central (BCRA) por Lebac (títulos de deuda a corto plazo) que se ha más que triplicado en pesos. Los “fondos de inversión” llegaron pero, para especular. Hoy, la tasa de interés real es la más elevada del mundo. Y, el Banco Central debe inyectar dólares para controlar el tipo de cambio.

Analizar esta situación nos lleva a tener en cuenta el modelo productivo y de desarrollo que tiene la Argentina como así también, el modo de inserción global, como productora, fundamentalmente, de materia primas. Esto lleva a múltiples desequilibrios, entre ellos, el mencionado endeudamiento. Si a esto se suma la política de apertura comercial financiera y la desregulación que hace, incluso, que los exportadores no tengan fecha de liquidación de sus dólares, más la primacía de consumo suntuario y de turismo en el exterior y, finalmente un proceso de fuga de capitales anual de gran magnitud. Todo esto hace que se necesiten muchos dólares (por eso la escasez de dólares mencionada). Tanto la Deuda Pública y Privada como la Fuga de Capitales (offshore) hacen que haya una persistente caída de las reservas del Banco Central.

Este circuito, brevemente, analizado debilita aún más la soberanía de nuestro pueblo y, nos obliga a reflexionar sobre quiénes son los grandes ganadores y quiénes los perdedores en este proceso. Conscientes de que para salir del mismo es necesario transitar hacia cambios estructurales de carácter anticapitalista.

En distintos análisis se ha señalado que el macrismo se anticipó en su estrategia y recurrió antes de tiempo al FMI mostrando de alguna manera una debilidad ¿Qué nos podrías decir al respecto?

Es muy poco lo que puedo decir al respecto. Simplemente, que la políticas aplicadas por el actual gobierno son funcionales a la clase dominante, esa es su estrategia: responder a su “clase”. Son políticas funcionales al poder económico hegemónico. Y, están dentro de la disputa Capital/Trabajo.

– En el marco de un nuevo Ni Una Menos donde el Movimiento de Mujeres organizadas sale a la calle contra las políticas y las pedagogías de la crueldad impuestas sobre sus vidas… ¿Qué relación podes establecer entre ese reclamo y la lucha contra el FMI y la deuda?

El día 3 de junio es un día de lucha en Argentina, miles de mujeres salen a la calle con el fuerte grito de ¡ni una menos, vivas nos queremos! Durante este día, no solo denunciaremos la violencia física, machista y patriarcal, sino también la opresión que ejerce sobre nosotras el Sistema de la Deuda y los lazos existentes con el FMI.

Nosotras estaremos en la calle para decirle NO a estas políticas y a las pedagogías de la crueldad impuestas sobre nuestras vidas, proponiendo, también, la suspensión de pagos y auditoría de la Deuda Pública (Externa e Interna). Ya que la mayor parte puede categorizarse como ilegítima, ilegal y odiosa. Esto se deduce de la valiosa investigación que realizó Alejandro Olmos de la Deuda contraída en el período 1976/1983 en donde se determinaron 477 ilícitos. Y, que tiene uno Fallo favorable de Juez Ballesteros, del año 2000, que no se ha tomado, lamentablemente, como mecanismo de denuncia. Este es una iniciativa que nos permitirá, también, organizarnos para luchar  no sólo contra la Deuda sino, fundamentalmente, contra el sistema capitalista y el patriarcado.